Miguel Marzana

Miguel Marzana

Consejo editorial

Un poema y conversación con Roberto Echavarren

10 abril, 2020

Poema

 

El monte nativo de Roberto Echavarren, es un poema multívoco de largo aliento, que se abre a la posibilidad de ver o pensar un lugar que mana de sí, y que de alguna forma se autogenera “El infinito dentro del mundo muere con nosotros, un reservorio nos alberga y nos disuelve, el mar detrás del nombre en sí y no en otra cosa.

En el conjunto de poemas que se presentan a ratos como un río de caracoles o pájaros, tratando de explicar eso que es singular en su carácter; los versos, las metáforas y las escenas, se trasponen unas a otras y permiten el encuentro de contrapuntos, como yerbas, árboles y flores en el monte, para de esta forma hacer o constituir el poema más grande.

 

El MONTE NATIVO

Fragmentos

 

En el cine del universo

esa curiosidad vacante

no pide necesariamente

encarnarse del todo,

nos deja esperar

una dimensión más vasta,

un estrato trascendental

aunque inmanente,

que precede tanto lo virtual

como lo actual,

un irracional caos

en el fondo de todo.

Mucho ingresa de lo invisible,

un arrebato de fosfenos

genera un efecto paralelo

que emana un atractivo original,

un efecto ilusorio de parecido,

un reconocimiento sin par,

sacándonos del hábito

nos enchufa al movimiento,

porque quiere ver más de lo que anticipa,

aparición no subjetivada todavía,

construida sobre una disparidad

de puntos de vista coexistentes.

 

Una hojita lanceolada:

su tamaño hace pensar

en un juguete, una maqueta,

un vehículo de aprendizaje.

El autito descascarado avanza

por una pista de zinc.

Las cosas dañadas,

el modelo infantil de las cosas,

una versión de tamaño reducido

en colisiones innumerables.

Un campo de inmanencia

recorrido en bici, casi un baile,

un corte expresivo superior

de clave vibrante y metálico.

La hojita lanceolada

sobre la mesa,

bajo la luz de la lámpara

es casi dorada.

El infinito dentro del mundo

muere con nosotros,

un reservorio nos alberga

y nos disuelve,

el mar detrás del nombre

en sí y no en otra cosa.

Y cuando se hace silencio

en el oído queda el chisporroteo

rotundo del silencio.

 

Las aves vuelan,

algunas plumas caen,

sirven para los bailes.

La oruga “gato peludo”

entre las glicinas,

el viento a quemarropa

sobre la duna,

constante e inconstante

la mar constante.

Una zona clara,

una zona oscura

en el mismo paquete,

en la misma tela

encerrada en el cráneo

al fin de febrero,

las moscas creen que están en verano.

 

Al caer las fichas

se oye un campaneo regular,

la corriente desprende la choza,

vuelan las garzas.

Si ajustamos el lente

veremos los pormenores de la ribera,

un arco iris completo,

cada extremo donde se posa.

Muslos de pachoulí

el bailarín pasa en equilibrio

hojas de bambú en el pecho

en la boca peces de coral.

El caos sigue allí,

renace a cada anochecer.

Quien estuvo en el campo sabe

cómo todo no cesa de crecer.

Una flauta de madera

avanza la noche de verano,

ganancia creciente,

de madera trabajada a cuchillo.

 

Conversación

 

 

 

 

 

 

 

 

Roberto Echavarren nos habla de su obra y sus proyectos en una conversación que tuvo lugar el 14 de abril del 2017, durante el festival internacional de poesía, Poesía en abril; en el ya extinto Café La Catrina en el barrio de Pilsen. En esta conversación Roberto nos cuenta de su acercamiento a la poesía y del contexto en el que desarrolla su narrativa; nos habla además de los poemarios el monte nativo, El expreso entre el sueño y la vigilia, su Medusario, Las noches rusas,  Arte Andrógino y otras obras importantes que quedan para la lectura y el estudio de la literatura.

Nota: debido a la calidad del audio (puesto que el café ya había cerrado y los baristas y cocineros nos pedían amablemente que nos largáramos) cabe señalar que hay tres momentos en la conversación:

La obra y los proyectos, minutos; 1 al 12:30

El punto caramelo de la tradición literaria, minutos: 12:30 al 15:10

Sor Juana y el poema filosófico, minutos: 15:10 al 17:30

 

Escucha la conversación:

 

 

Roberto Echavarren es poeta, narrador, ensayista y traductor. De entre sus libros de poemas se destacan: Centralasia (Premio Ministerio de Cultura de Uruguay), El expreso entre el sueño y la vigilia (Premio Fundación Nancy Bacelo) y Ruido de fondo. Performance es un volumen mixto: antología de poemas, entrevistas, reseñas críticas al rededor de su obra. Ensayos: El espacio de la verdad: Felisberto Hernández, Arte andrógino (Premio Ministerio de Cultura de Uruguay) Fuera de género: criaturas de la invención erótica, Michel Foucault: filosofía política de la historia, margen de ficción: poéticas de la narrativa hispanoamericana. Sus novelas: Ave roc, El diablo en el pelo, Yo era una brasa. Las noches rusas es una crónica acerca de la vida política y cultural de Rusia durante el siglo XX. Su obra Natalia Petrovna fue premiada y publicada por el Centro de España en Uruguay. Es responsable de las muestras de poesía latinoamericana Medusario (1996) e Indios del Espíritu (2012). Dirige la editorial La Flauta Mágica, especializada en ediciones críticas bilingües de poesía en traducción y el rescate de obras poéticas imprescindibles escritas en español.

 

Miguel Marzana

Poeta y escritor. Es autor del poemario Descomposiciones – aceite de un cielo. publicado en C.D.Mx. en el año 2019. Actualmente estudia en la Escuela Graham de la Universidad de Chicago, es coordinador del taller de poesía y creación literaria de la revista Contratiempo, y miembro de su consejo editorial; Su obra ha sido publicada en varias antologías y revistas impresas y virtuales dentro y fuera de los EE. UU. parte de su obra ha sido traducida al inglés, quechua y catalán, vive en Chicago.

 

Más sobre Poesía en Abril 2017 en la revista contratiempo

https://issuu.com/contratiempo/docs/contratiempo136