Miguel Marzana

Identidad Trans: Entrevista a Bamby Salcedo

3 enero, 2022

Hola Bamby, gracias por brindarnos esta conversación, ¿podrías presentarte para los lectores de contratiempo?

Buenos días, buenas tardes, buenas noches, gente linda, gente hermosa, les saluda su amiga y hermana en la lucha Bamby Salcedo. Soy una mujer trans, latina, inmigrante e indocumentada, que tiene el privilegio de ser la presidenta de la Coalición Translatina. En mi trabajo tengo la responsabilidad y el privilegio de luchar por los derechos de las comunidades trans, las comunidades inmigrantes, y las comunidades de personas que viven con VIH, además de los derechos para las mujeres. Espero que todos estén teniendo mucho amor y muchas bendiciones, gracias por esta entrevista.

 

En tu página web: bambysalcedo.com dices: “Yo soy un milagro” ¿nos puedes decir por qué dices que eres un milagro?

Pues mira, esas palabras son un slogan mio, un recordatorio personal del privilegio que tengo como mujer translatina, inmigrante e indocumentada, que ha tenido la suerte de sobrevivir y sobrepasar muchas experiencias horripilantes. He sobrevivido y tenido la oportunidad de transformar esas experiencias negativas en oportunidades, ¿verdad? Digo: “Yo soy un milagro” porque he podido sobrevivir, se puede decir que he salido de las tinieblas, del infierno de las drogas, del trabajo sexual, de las prisiones, y de todas esas cosas que desafortunadamente muchas personas de la comunidad trans aún siguen experimentando. Se puede decir que he podido reformar mi vida y el hecho que pueda decir “soy un milagro” es un recordatorio de humildad, que siempre vive en mi.

 

Las personas trans se enfrentan a muchas dificultades en la sociedad; especialmente en nuestras comunidades que de por sí son comunidades marginadas en muchos aspectos. ¿Qué cosas han cambiado a través de los años y desde que eres consciente de tu identidad?

La verdad es que es bastante desafortunado que aún en 2021 las personas trans de nuestras comunidades sigan enfrentando las mismas dificultades que yo experimenté a los 19 años cuando empecé mi transición en los años ochenta. Creo que todo se genera desde la violencia institucional que vivimos y que se refleja en la violencia interpersonal. Me refiero a las instituciones de siempre, el gobierno, la iglesia, el sistema educativo, el sistema de salud, todas estas instituciones que han tratado de erradicarnos básicamente desde la época colonial. Todo eso se ha transmitido por más de 500 años, y es visible en la discriminacion y falta de oportunidades para las mujeres trans, especialmente para las mujeres translatinas y afro que somos las más afectadas. La falta de oportunidades de acceso a la educación, los servicios de salud, trabajo, vivienda, etc. esas cosas que en realidad ayudan a cualquier persona a subsistir o desarrollarse dentro de la sociedad. Cuando nuestras comunidades son excluidas de esos servicios básicos para la gente, se quedan atrapadas en un laberinto de exclusión. Como te digo, las mismas experiencias que yo viví en los ochentas se siguen viendo, solo que en ese entonces no había ningún tipo de servicio de salud para nosotras, todo lo que nosotras necesitábamos lo conseguiamos dentro de las mismas comunidades. Desafortunadamente este tipo de exclusión muchas veces nos lleva a buscar formas de sobrevivir, por ejemplo con l rechazo; cuando nuestras familias nos rechazan en la mayoría de los casos, muchas de nosotras resultamos sin vivienda y en consecuencia participamos en una sobrevivencia que implica la economía callejera, el trabajo sexual y obviamente la drogadicción para poder lidiar con nuestras realidades. Esa fue mi historia y tristemente continúa siendo la historia de muchas de mis hermanas. La sociedad nos orilla. Tiene que ver con el hecho de que se ha criminalizado a las mujeres trans, ¿me entiendes? La sociedad nos ha criminalizado por ser quienes somos. Por eso seguimos así aún en 2021.

 

A veces hay confusión con los conceptos de la identidad sexual, trans en este caso y de la orientación sexual, también entre los términos trans y cis género ¿cuáles son las diferencias?  

La orientación sexual es prácticamente, a quién o a que género te sientes atraída sexual o sentimentalmente, quién te gusta, quién te atrae para tener sexo. Y la identidad de género es prácticamente cómo te sientes en tu corazón con respecto a tu identidad sexual, la identidad que tú reconoces como propia por ser quien eres, ¿no? y no necesariamente lo que te asocia con el órgano genital que tienes entre las piernas; es más que nada cómo te sientes en tu corazón, respecto a tu identidad. Los nombres trans o cis son denominaciones académicas que sirven para identificar a nuestras comunidades, ya sabemos que una persona trans por ejemplo  es una persona que ha trascendido el género que le da la sociedad desde el momento que uno nace. Entonces una persona trans no se identifica con lo que la sociedad o el doctor prescriben basados en los genitales. Una mujer cisgénero es una mujer que en sí, su identidad se mantiene en relacion con el sexo que la sociedad y el doctor le asignan al nacer. 

Además de activista por los derechos de las personas transgénero eres fundadora de la Coalicion Translatina ¿nos puedes contar sobre esta organización?

Por supuesto que sí, solo que no me considero activista, la verdad, yo pienso que esos nombres la gente se los da a una, y pues mucha gente ni siquiera entiende qué significa eso y mucha gente adopta ese término sin hacer nada por la comunidad; pero en lo personal yo me considero una servidora de la gente. A consecuencia de la responsabilidad que yo tengo y por el privilegio de ser una voz para la comunidad translatina, una voz para esas personas que no han tenido las oportunidades que yo tengo y que han sido silenciadas por mucho tiempo, entonces es por eso que lo hago por el hecho de que pude reformar mi vida y que pude superar, todo eso vino para mi con una responsabilidad para con mi gente. La coalición translatina surgió así, de la necesidad de abogar por los derechos de las mujeres trans, nuestra comunidad no tenía voz ni voto años atrás, la coalición translatina surgió de la necesidad en el 2009. En ese entonces había dos organizaciones nacionales importantes por los derechos trans, que estaban haciendo un buen trabajo pero no estaban abogando ni prestando atención a las necesidades de las mujeres translatinas específicamente. Entonces empezamos a dialogar entre compañeras para ver qué es lo que podíamos hacer, resaltar las necesidades y poder abogar por nosotras. Y aquí estamos ya más de diez años después haciendo cosas por la gente, hemos abogado por leyes, por políticas inclusivas, dando servicios a personas con necesidades dentro de las comunidades en Los Ángeles, etc. eso es lo que hago con la coalición. La lucha sigue y sigue, la visión de la organización es contribuir al movimiento trans en general, por ejemplo, una de las cosas que hemos hecho en el estado de California es pasar una ley, la ley de la asamblea 2218 que por primera vez en la historia del estado fue escrita, organizada e introducida por personas trans.  Se trata de un fondo para apoyar a la comunidad trans a ser una comunidad saludable, para programas que incluyan ayuda de vivienda, programas de ayuda de salud mental , incluso programas de arte como parte de una sanación de un trauma intergeneracional de violencia y discriminacion sistémica en nuestras comunidades. También estamos desarrollando un plan estratégico para nuestra organización para saber cómo vamos a seguir durante los próximos 10 o 30 años.

 

¿Tienes algunas palabras para cerrar la conversación?

Primero que nada que la gente entienda que somos gente fuerte, y que siempre hemos tenido poder; es importante entender que tenemos poder individual y poder colectivo y que podemos influenciar para cambiar algunas cosas en el mundo. Para mí, eso es cambiar las cosas para tener un mundo libre de miedo, de poder ser en realidad quien uno es, sin el temor a ser atacado, a ser ultrajado y sin temor de existir. Es nuestra responsabilidad para las futuras generaciones tratar de cambiar estas cosas. Espero que las personas que lean este reportaje entiendan que su poder vale y que su poder cuenta para contribuir con su granito de arena para construir ese castillo que todas y todos queremos. 

____________

Bamby Salcedo es una activista transexual mexicana-estadounidense y fundadora de TransLatin@ Coalition, con sede en Los Ángeles. TLC es una organización formada por líderes inmigrantes Trans Latinas que se han unido en 2009 para organizar y  abogar por las necesidades de mujeres translatinas que son inmigrantes y residen en los EE. UU.

Miguel Marzana es poeta, escritor boliviano y miembro del consejo editorial de contratiempo.