Staff

Staff

Editor contratiempo

Sanando a La Villita con música underground

20 octubre, 2018

La Villita se encuentra en la zona sudoeste de Chicago, rodeada de propiedades industriales y la cárcel de Cook County. Es un barrio predominantemente hispano de inmigrantes de clase trabajadora, donde la cultura mexicana es próspera y esto se ve reflejado en su comercio (la calle 26 es la segunda calle comercial de mayor rendimiento bruto en la ciudad). El lado adverso de La Villita es que ha sido erróneamente descrita por los medios como un barrio violento, lleno de actos de crueldad perpetrados por adolescentes y adultos jóvenes -asaltos, robos, vandalismo, pandillas armadas violentas-, en lugar de mirarlo a través de los problemas reales que enfrentan estos jóvenes día con día.

A menudo estos jóvenes tienen que mantener a sus familias, primordialmente debido su bajo nivel socioeconómico. Esto impide un desarrollo sano y con vistas a un mejor futuro, lo cual crea que la persona decida abandonar la escuela por trabajos mal pagados que no garantizan un camino hacia una posible carrera; sumémosle a esto una serie de problemas que limitan sus posibilidades de graduarse de la escuela secundaria o de la universidad, seguido de una vida en la pobreza, hogares rotos, falta de acceso a la salud. El resultado genera en los adolescentes un efecto aún más negativo hacia la posibilidad de tener mejores oportunidades y una vida más sana, además del constante temor a la deportación debido a sus estatus migratorios mixtos.

Mientras estos problemas tienen el potencial de seguir existiendo, la depresión, la ansiedad, el estrés acumulado y los traumas pasados, se han vuelto una gran preocupación para la gente del barrio. Sin la posibilidad de tener acceso a tratamientos apropiados o estructuras de apoyo para poder sobrellevar estos tiempos difíciles, los jóvenes buscan métodos alternativos y salidas -no tan convencionales- encontrando lugares donde desahogarse, tocando música, bailando, o participando en *mosh pits*; manifestando su rabia gritando canciones de la escena underground, heavy metal, punk, ska, hardcore y emo.

 

 

Algunas bandas jóvenes emergentes, como Through-N-Through y Mandatory Abortions, con su sonido punk hardcore, y el grupo emo The Habitats, entre otros, le han dado voz a los problemas y las luchas que vive el barrio. Se reúnen para manifestar físicamente su rabia, enojo, tensión y emociones en cada show. Muchos adolescentes van a estos eventos para dejarse liberar y expresarse libremente, ya que normalmente no tienen a dónde ir, con quién hablar, o un lugar donde puedan ser ellos mismos.

Through -N- Through es un grupo local basado en La Villita. Formado en el invierno del 2014, su nombre tiene diferentes significados, entre los que se incluye una referencia a la canción “through and through” de la banda metal Life of Agony, así como también se refiere al lazo de amistad que une a los miembros de la banda y a su capacidad de aguantar juntos tanto las buenas como las malas. Through -N- Through han organizado diferentes campañas de caridad y conciertos en beneficio de la comunidad, recaudando fondos para ayudar a los niños de La Villita.

El grupo cubre sentimientos personales y problemas que atacan al barrio de La Villita. En una conversación con Ruben L Garza Jr, vocalista y cofundador de Through -N- Through, él describe a su barrio como un lugar muy lindo durante el día pero que durante la noche puede presentar una historia diferente ya que es cuando todo pasa: peleas de pandillas, brutalidad policiaca. Él opina que algunos policías son como una pandilla más, pero auspiciada por el gobierno, y que no les importa realmente la seguridad de la población. “Nosotros no les importamos, no quieren que ganemos. A veces siento que lo que es político en las calles o lo que hacen en el barrio, no es por la gente sino por conveniencia”.

La banda además, utiliza la música como herramienta para ayudar a la juventud a abrirse más; Garza mismo la usa para resolver problemas y enfrentar la realidad. Con un tono desalentado, Ruben recuerda que él y sus colegas crecieron sintiendo el odio de la policía hacia ellos, el cual era recíproco. Ruben recuerda que el área donde viven ha sido la inspiración para sus canciones: niños de la calle, graffiti, pandillas, alcohol y drogas. Esta realidad incluye la brutalidad policial y el sacar a la luz aspectos de esta vida urbana. El apoyo de la familia y amigos lo animaron a darse cuenta de que ciertos estilos de vida no son la respuesta, sino que es la música lo que ayudaría a la banda a encontrar su sitio en la comunidad, y a Garza a encontrar su camino.

Cuando le pregunté a Rubén sobre “Defend My Own”, una canción de su EP Defend, me explicó que la canción se refiere a defender a los suyos (familia, amigos y compañeros del grupo) de cualquiera. “Cuando éramos chicos, teníamos que cuidarnos de todos, de los policías, de las pandillas rivales y de los bullies. A veces inclusive de sus insultos”. Garza es de la opinión de que encontrando coraje a través de la música, uno es capaz de procesar (violencia, trauma, problemas de salud mental, conflictos personales) lo que está pasando contigo y alrededor tuyo en la comunidad donde vives.

 

Hold up, step back be careful with what you say
You might just say something that I won’t like.
Your words are louder than your actions you coward.
“Defend My Own”
– Through -N- Through

Espera, regresa, ten cuidado con lo que dices
Podrías decir algo que no me gusta
Tus palabras son más fuertes que tus acciones, cobarde.
“Defendiendo a los Míos”
– Through -N- Through

Chicago ha sido una ciudad difícil para la gente de color, especialmente los jóvenes. Dentro de las letras de sus canciones, Through -N- Through habla de problemas que necesitan resolverse antes de que se vuelvan peores: el incremento de tiroteos, gente mostrando comportamientos tóxicos entre sí mismos y la falta de respeto hacia las mujeres, entre otros. Es importante crear conciencia sobre el abuso en el uso de redes sociales, sobre la gente que pretende interesarse por causas en internet en lugar de actuar en la vida real, protestar en la calle, encontrar alternativas.

 

 

Louie Flores, bajista de la banda emo Habitats, concuerda con Garza en que la gente de La Villita se relaciona con las canciones que ellos hacen, incluso cuando son tristes. Se nota que conocen el ambiente en el que viven estos jóvenes cuando preguntan “¿cuánta gente se puede relacionar con este tipo de letras?”.

Confrontando sus propios conflictos familiares y otros problemas comunes como depresión, ansiedad o violencia de pandillas, los cinco miembros de Habitats se juntaron en la primavera del 2016, desahogando su estrés a través de la música y especialmente las letras. Durante una conversación con todos los miembros de la banda, en su lugar de ensayos en La Villita, Erik Salazar, el vocalista, menciona su canción más conocida “Home”. Home refleja el conflicto de vivir en un hogar roto, lo que se siente cuando ves las vidas de tus padres quebrarse, tratar de encontrar una manera de separarse de este ambiente tóxico y el sentimiento de no pertenecer en ningún lado.

Send my thoughts in a new direction.
I’m tired of feeling this way, I have lost perception.
And letting go of what’s killing me isn’t as easy as it seems.
we move along just to get along but it’s all a phase of introspection and we’re left to question.

We’re left to question, but we get no answers.
What’s left to question?
And so it goes.
Letting go of a place called home, I’m sick, I’m tired and wasted from this harm and I can’t go on.

 

 

Mando mis pensamientos en otra dirección
Estoy cansado de sentirme así, he perdido la percepción.
Y soltar lo que me está matando no es tan fácil como parece
Nos movemos solo para entendernos pero esto no es más que una fase de introspección y solo nos queda preguntarnos.

Solo nos queda preguntar pero no hay respuestas.
¿Qué más hay que preguntar?
Y así las cosas
Soltando ese lugar llamado hogar. Estoy harto, cansado y desgastado de este daño y no puedo más
“Home” – Habitats

 

De acuerdo a un reporte del 2011 realizado por la National Alliance on Mental Illness (NAMI), los estados cortan, acumulativamente, más de $1.6 billones de sus presupuestos hacia servicios de salud mental para niños y adultos. Algunos estados afectados han sido California ($587.4 millones), New York ($132 millones) y Illinois ($113.7 millones). La falta de servicios y tratamientos apropiados empuja a la gente a usar drogas y alcohol como manera de auto-medicación. Pero la mayor parte del tiempo, el público no ve estas noticias y solo se enfoca en tragedias y notas de eventos chocantes que atraen la atención de los medios.

Estas bandas de La Villita han estado manifestando los conflictos y las luchas que cada vez se vuelven más comunes en el barrio. Otra banda, activa desde el 2011,es Mandatory Abortions. Victoria Vargas e Ingrog Ibañez, líderes del grupo, explican la idea detrás de su música; querían que los demás supieran que si ellos pudieron, cualquiera puede. Es un arma eficiente para transmitir tu mensaje, dice Vargas la vocalista y guitarrista. “Cubrimos temas del día a día, emociones frustradas, hechos negativos y la vida en general”.

Mandatory Abortions espera empujar a los chicos tímidos y a mujeres, a alcanzar grandes metas y enseñarles que cualquiera puede lograrlo si se lo proponen y ponen esfuerzo en lo que más aman. Durante sus shows, muchas jovencitas se les acercan para agradecerles por ser lo que las inspiró a comenzar sus propias bandas. Como símbolo de libre expresión y fomentando los espacios seguros para mujeres, este grupo femenil alienta a las jóvenes a expresar sus preocupaciones, como el acoso sexual, siendo algo que ellas mismas han sufrido en los escenarios, así como a través de comentarios agresivos e irrespetuosos. La guitarrista, Ibañez, añade que en lo que respecta a acoso sexual, una debe confrontar a los agresores en el momento, haciéndoles saber que lo que hacen está mal.

 

 

Los jóvenes de barrios como La Villita, necesitan desesperadamente acceso a la salud mental. Jóvenes y adolescentes merecen poder hablar de sus miedos, de las cosas que quieren arreglar y cómo sobrellevar eventos trágicos. La salud mental sigue siendo tabú en nuestras comunidades latinas y necesita ser atendido, pero mientras tanto, nadie debe enfrentar estos problemas solo, especialmente cuando existen familia, amigos o una completa escena underground dispuestos a ayudar.

Ser parte de la escena underground de La Villita, permite que la grandeza de los jóvenes y artistas sea pilar de soporte de la comunidad. La belleza de asistir a estos rituales musicales y ser parte de los mosh pits, es en esencia su simplicidad. Acogiendo el volumen alto para aceptar los gritos de todos, en un ambiente protegido y libre de juicios, provoca una sensación eufórica y sanadora a través de sudor y lágrimas mientras las letras van cambiando, mentalmente haciendo a un lado los problemas que aún permanecen acechando alrededor de la pista de baile.

Como miembro de Through -N-Through, Garza ha observado a adolescentes mejorar y avanzar en la vida a través de la música, el arte o su propia creatividad -creando botones, camisetas, piezas de arte y hasta esténciles- . Como anfitriones de eventos DIY, comenzaron a incorporar estos trabajos, exhibiéndolos, dándole un nuevo significado a la frase “apoya a los artistas locales”.

Como bien dice Garza, “Se puede ver a estos chicos tratando de mejorar su vida, en lugar de vendiendo drogas o involucrándose en pandillas. Esto es lo más hermoso, y verlo me hace sentir muy orgulloso de mi barrio y de mi gente”

 

Comentarios

Comentarios