Staff

Staff

Editor contratiempo

Ivan Le Lorraine

20 octubre, 2018

Ivan Le Lorraine Albright (20 de febrero 1897 – 18 de noviembre 1983), Es considerado por muchos críticos como un “maestro de lo macabro”.

Albright es un pintor y artista representativo del realismo mágico estadounidense. Famoso por sus pinturas detalladas, con temas como la vulnerabilidad del cuerpo a la vejez, la descomposición de la carne, la muerte y el proceso de la naturaleza que va más allá de lo visible..

En 1924 el célebre pintor Adam Albright se mudó de Harvey Illinois (lugar de nacimiento de Ivan y su hermano gemelo Emory) a la ciudad de Warrenville con su esposa y tres hijos, donde adquirió una casa y un edificio que utilizó como estudio. Construido en 1858, el estudio Albright originalmente fue una iglesia metodista que el artista Adam Emory Albright adquirió a mediados de 1920. Allí, él y sus hijos operaron la Galería Albright de Pintura y Escultura durante 30 años convirtiéndose en un centro de arte muy conocido en la región de Chicago. En 1959, el edificio sirvió nuevamente para una variedad de propósitos antes de ser adquirido por la ciudad en 1981. Después de una renovación extensa, el estudio sirvió, y continúa haciéndolo, como el Museo Histórico de Warrenville, el estudio ahora se encuentra junto a otro famoso monumento histórico, el Warren Tavern. Mantenido y operado por la Sociedad Histórica de Warrenville.

 

 

Alejándose de la técnica y del método de trabajo impresionista de su padre, las obras de Ivan tenían un tono decididamente más oscuro, morboso y vívidamente realista. El “ horror “ de las pinturas de Albright, se debe menos a su aparente fealdad o morbilidad que a esta sensación profundamente inquietante de que una realidad insondable se esconde debajo del mundo fenoménico. En pintura, el realismo mágico es un término que proviene del libro: “Después del expresionismo, Realismo mágico: problemas de la pintura europea más reciente”.

En este libro, el autor y crítico de arte Franz Roh busca una representación radicalmente fiel a la realidad. En 1925 Roh aplicó el término realismo mágico al arte visual, que designaba un estilo de arte que aportaba realismo extremo a la representación de la materia mundana. Esta corriente es ajena a la idea del realismo porque emplea diversas técnicas que dotan a las cosas de un significado más profundo y revelan misterios que amenazan la tranquilidad de las cosas simples e ingenuas.

En su juventud, Ivan Albright estudió en Northwestern University y arquitectura en la Universidad de Illinois en Urbana Champaign. Durante la Primera Guerra Mundial Ivan Albright trabajó como dibujante médico en Francia; la fascinación por las imágenes de los heridos y mutilados de guerra influenciaron su estilo más tarde, específicamente habiendo regresado de la guerra y tras haberse matriculado en la Escuela del Instituto de Arte de Chicago.

Entre sus obras se incluyen algunas de las pinturas más meticulosamente realizadas, muchas de las cuales requirieron años para completarse. Tal es el caso de “The door” con el título original de: “Aquello que debería haber hecho no lo hice”, una de sus pinturas más famosas, que le llevó diez años en realizar y de la cual se dice que para terminarla hasta utilizó pinceles de un solo cabello.

 

 

La reputación de Albright lo llevó a pintar el retrato de Dorian Gray de la novela de Oscar Wilde, para una adaptación cinematográfica de Albert Lewin en el año 1945. La imagen joven e ingenua de Dorian se aterroriza de perder su apariencia; el personaje puede permanecer joven y bonito mientras su retrato se vuelve “marchito, arrugado y repugnante” como escribió Wilde, con los ojos a punto de salirse, con pústulas y llagas cubriéndole el rostro y las manos.

En la película, que fue filmada en blanco y negro casi en su totalidad, el cuadro de Albright es sorprendentemente revelado en technicolor, resaltando lo grotesco le la obra del pintor y la decadencia moral de Gray.

Albright desafió las nociones convencionales de arte y belleza, muchas personas comparan algunas de las obras de Albright con la obra en acuarela de Vincent Locke autor de varias portadas ultra-violentas para muchos de los álbumes de la banda death metal Cannibal Corpse. Contrario a Locke; las obras de Albright conservan el poder de impactar, conmover y fascinar no solo por el estilo mórbido y la corrupción de los personajes, sino también por la meticulosa riqueza de los detalles.

Al final de su vida, Albright hizo una serie de autorretratos, lanzando su mirada hacia la decadencia de su propia carne, el último boceto que hizo, lo realizó desde su cama en el hospital tres días antes de morir.

Actualmente se pueden ver los dibujos originales, fotografías, álbumes de recortes, bocetos, cuadernos y otros materiales que documentan su vida y su carrera en la colección de materiales de archivo de Ivan Albright, en las bibliotecas Ryerson & Burnham, en el Art Institute of Chicago y también en el Estudio Albright en Warrenville Illinois.

 

Comentarios

Comentarios