Andrea Ojeda

Andrea Ojeda

Consejo editorial

El tejido de la vida: La obra de Georgina Valverde

17 febrero, 2020

Georgina Valverde es una artista que teje ideas, contenidos y materiales, respondiendo a estímulos, a veces externos, a veces introspectivos. El resultado son tejidos, pero no en la forma en que nosotros estamos acostumbrados a percibirlos, como un objeto amalgamado que sirve para algo. Esta tejedora crea arte que al reunir todos estos elementos, finalmente trasciende la suma de las partes. No se limita a una forma, corriente o material; su curiosidad y experiencia docente la llevan constantemente a cambiar y moldear conversaciones con la ayuda de objetos encontrados, creando así una suerte de “reciclaje para la experiencia humana” que invita al observador a percibir la cotidianeidad de una nueva manera, una donde lo mundano y lo que consideramos desperdicio se intersecta con lo familiar y lo utilitario. En esta nueva lectura entonces, el arte de Valverde hace hincapié en la diversidad, en la inclusión y en la experiencia igualitaria.

 

Nacida en la ciudad de México pero radicada en los Estados Unidos desde los 16 años, Georgina Valverde ha estudiado lingüística, idiomas, artes plásticas y pedagogía. Su exploración artística la ha llevado hacia la escultura y el performance, pero también extiende sus conocimientos y experiencia hacia la escritura crítica, el diseño y el arte participativo. Muestra de esto último es Caracol, un espacio abierto de arte y enseñanza en el Burnham Wildlife Corridor, a orillas del lago Michigan Chicago, un proyecto realizado en colaboración con contratiempo, del cual ella formó parte integral. Como escultora se ha concentrado fundamentalmente en la utilización de materiales comunes en nuestra vida diaria, manipulándolos hasta que las formas son replanteadas, provocando en el espectador una lectura que cuestiona nuestra participación misma en esta cultura hiper-consumista.

 

 

 

Temazcal, 2017
Foto de Michael Tropea

 

 

 

 

 

 

 

En Woven, que se presenta ahora en el Museo Nacional de Arte Mexicano en Pilsen, Georgina y cuatro mujeres artistas más, exploran el tejido y todo el peso de su tradición ancestral, para hablar de temas actuales y permanentes: identidad, pertenencia, aceptación, movilidad, todo tejido a la manera de nuestras madres y nuestras abuelas, uniendo retazos de uno y de todos, de historia y presente. Valverde, quien aprendió a tejer a gancho de su abuela, reinventa el concepto de “crear manualidades sin ningún fin utilitario, pero sí al final uno estético” y nos presenta tres piezas (Vaso, Atalaya y Pilar) inspiradas en mujeres de su familia cuyo legado bien puede traducirse en la existencia misma de la artista. En ellas, el tejido crece reforzado por estructuras sólidas y los materiales nos sorprenden engañosamente. El espectador, como quien visita una casa antigua, tendrá que acercarse y observar de cerca para apreciar cada detalle de su elaboración, al tiempo que al alejarnos de ellas sucumbimos ante la imagen futurista de una ciudad de altas torres coloridas.

“Woven”, permanecerá abierta hasta el 19 de abril del 2020 en el NMMA, 1852 W 19th Street, Chicago, IL, 60608.

De izquierda a derecha: Vaso, Atalaya, y Pilar de la serie Atavia, 2019
Foto de Andrea Ojeda

 

 

Espiral (detalle), Ongoing since 2006
Foto cortesía del Museo de Arte Contemporáneo de Tamaulipas

 

Para asegurarse (detalle), 2009
Foto de Bill Bengston

 

 

Jaula de té, 2010
Foto de la artista

 

Georgina Valverde participará en In Praise of Hands , un conversatorio sobre la importancia del arte manual en el desarrollo de comunidades, el 22 de febrero en el National Museum of Mexican Arts en Pilsen.

 

Comentarios

Comentarios