PINK LINE DREAMS: El arte urbano de Mujeres Mutantes

Cortesía: Mujeres Mutantes

Cortesía: Mujeres Mutantes

 

Nos conocimos a través del arte y de espacios alternativos; allí nos unimos”, dice Naomi Martínez, una de las fundadoras del colectivo de artistas femeninas Mujeres Mutantes.  El colectivo se formó en 2012 para crear arte callejero que se expresa en grafiti, breakdancing y murales.

Continúa Martínez: “Queríamos difundir información de quienes éramos y al unirnos, fue una manera de ayudarnos, ya que varias de nosotras habíamos estado trabajando juntas en murales como diez años y otras como Gloe y Delilah Salgado tenían hasta más tiempo trabajando juntas”.

El colectivo cuenta con quince mujeres que son muralistas, artesanas, dueñas de empresas, maestras, artistas docentes y organizadoras de arte comunitario. Cuenta Martínez que también se unieron porque seguir trabajando en su arte se les dificultaba al ser mamás, y encontraron que la mejor manera de lograr ese cometido era con la fuerza que lograban a través de la unión.

Mujeres Mutantes enfoca mucho de su arte a la idea de vivir sin violencia en la vecindad y la comunidad. Martínez indica que, además, los temas femeninos le son muy importantes porque  “es mucho más difícil para mujeres con familias sacar nuestro arte, que se nos tome en cuenta”.

Explica Martínez que algunas mujeres del colectivo aprendieron graffiti a muy temprana edad, pero que ella como artista gráfica aprendió de esas chicas; ahora todas buscan ser mentoras de otras jóvenes que quieren expresarse a través del arte urbano.

Recientemente, Mujeres Mutantes armó la exposición Pink Line Dreams, una muestra de pequeños modelos de espectaculares que “soñaban” ver al viajar por la Línea Rosa de la CTA, que atraviesa Pilsen y comunica al barrio mexicano con el resto de la ciudad. Los pequeños espectaculares realmente lo eran, y no solamente en nombre.

Cortesía: Mujeres Mutantes

Cortesía: Mujeres Mutantes

En miniatura y de diversas maneras, mostraban otras realidades que uno quisiera ver: homenajes al arte, rechazo al consumismo, expresiones líricas, caprichosas, y humorísticas, pequeños pedazos de almas y sueños que evocan dulces fantasías. Cada uno fascina a su manera. La inauguración de la exposición, que se realizó en conjunto con el evento “Hecho en Chicago” de contratiempo para el mes del arte, ofreció el perfecto marco para música y poesía en manos de mujeres, ya que Juana Goergen y Naomi Martínez fueron las poetas invitadas, junto con las DJ’s The Ponderers (Stephanie Manríquez y Sandra Treviño) y Rebel Betty (Amara Betty Martin), quienes acompañaron los poemas con sus selecciones musicales.

La inauguración de Pink Line Dreams fue otro gran ejemplo de la fuerza femenina colectiva en la expresión artística. Fuimos partícipes y testigos del sentimiento que Martínez afirmó al explicar el poder de su colectivo: “Yo me siento más valiente porque me ayudan las otras. ¡Es maravilloso que te ayuden tus hermanas!”.

El arte de Mujeres Mutantes se puede ver en un muro de Kimball y Bloomingdale, decorado por Steph, artista de graffiti para la Ruta 606.

Mujeres Mutantes arman en noviembre su exposición anual en colaboración con Elevarte para el Día de los Muertos. También está expuesta una instalación de un mural de graffiti dirigida por Liz Lazdins de Mujeres Mutantes en Hyde Park Art Center (hasta enero de 2016), titulada Creatures from the Concrete.  

****

Catalina María Johnson es miembro del consejo editorial de contratiempo, escritora y locutora/productora de Beat Latino (www.beatlatino.com), programación radial para estaciones de radio pública desde México, D.F. a Berlín.

¿Te gustó? Por favor, compártelo:

Deja tus comentarios

*