Discos Colibrí o la búsqueda de la raíz

ColibríRecordingsAFundado originalmente en la Ciudad de México en el año 2003, Colibrí fue el primer y, hasta ahora, único sello mexicano especializado en editar música jamaiquina en formato vinil.

El haberse enfocado en un nicho específico como lo es la música de la isla caribeña obedeció a diversos factores. El primero, obviamente, es el amor por esta música y el gusto por compartirla y difundirla. Asimismo, la creación de esta plataforma buscaba mostrar los ritmos originales pues había una tergiversación y confusión en torno a esta música. Y no solamente se buscaba rescatar su raíz, sino vincularla a su formato original de reproducción.

Otra característica del sello es que busca vincular el idioma español a las producciones, aún cuando los intérpretes sean angloparlantes (como la mayoría de sus fundadores) o practicantes de otra lengua. Esta idea surgió como una manera de rendirle un homenaje a los músicos e intérpretes que llegaron a recrear el ska y el reggae en México hacia la segunda mitad de la década de los 60 del siglo pasado.

Por último, se buscaba la elaboración de un producto de calidad creado de manera independiente, no sujetos a los mercados o corrientes existentes en ese momento.

Así, aunque la distribución se hacía en todo el país de manera muy independiente, la mayoría de los primeros discos se vendieron en Europa y Norteamérica principalmente debido a que el público no usaba discos de vinil.

En México, a finales de los años 90, el formato vinil fue amenazado por los bajos costos de producción de los discos compacts, y había sido relegado a la reproducción de dos corrientes principales: la tecnoindustrial y la punk.

Hasta donde tenemos conocimiento, y como una curiosidad, Colibrí Recordings prensó el último disco de vinil 100 por ciento hecho en México (la planta de manufactura vendió la máquina al siguiente mes de la producción a una empresa de Texas). Alrededor de 2011 o 2012), y con la moda y fiebre juvenil de volver a buscar discos de “vinilo”, se han vuelto a producir algunos cortes en este formato. Sin embargo, no todo el proceso está hecho en México pues se manda a hacer la primera etapa de producción al sur de Estados Unidos y, en algunos casos, el resto del proceso se completa en México en donde han vuelto a abrir discotecas (tiendas de discos) y productoras especializadas.

De hecho, uno de los grupos mexicanos más famosos, Café Tacuba, usó este formato en su última producción y, aún más, lo tituló El objeto antes llamado disco. ¿Coincidencia?… No lo es que grandes cadenas comerciales  como Tesco en el Reino Unido o Target en Estados Unidos manejan nuevamente este formato entre sus productos buscando a las nuevas generaciones. Y aunque actualmente cada vez es más común encontrar fiestas con D.J.’s en las que anuncian el formato en el que ponen música, en realidad éste nunca desapareció como tampoco el interés por el mismo.     

Que Colibrí haya decidido relanzarse en Chicago después de más de una década de receso, obedece al interés que generaron algunas presentaciones que organizamos bajo el nombre de Jamaican Oldies Productions trabajando en conjunto con JumpUp Records quienes también han visto una nueva manera de poner sus grabaciones vía formato original.

Pero tal vez el evento más importante fue haber descubierto a un músico fundacional de la música de la isla que vive la Ciudad de los Vientos. A Charles Organaire Cameron lo conocimos hace poco mas de cinco años durante los festejos del cincuentenario de la independencia de Jamaica. Estamos hablando de un músico de la importancia de Don Drummond, Richard Ace o el recientemente fallecido Rico Rodríguez. Desde entonces se buscó grabar una sesión original, cosa que resultó en uno de los proyectos más fructíferos y atractivos pues desde entonces Cameron ha visto relanzada su carrera como solista, lo cual lo llevó a una gira europea en el invierno de 2014 a 2015.

Ahora en Chicago, y con un nuevo socio que viene del mundo soul, Colibrí Recordings cabalga de nuevo con su viejo cometido: la exposición de la música jamaiquina del siglo pasado en su formato original, con aportes importante del arte gráfico para lograr las ediciones más cuidadas posibles, como recientemente lo reconoció la revista inglesa Record Collector.

************************************************

Más información: www.facebook.com/ColibriRecordings

Hombre Colibrí es un entusiasta del ska y el reggae. Es también conocido como miembro activo del colectivo Feel The Rhythm. Hacia el final del pasado siglo fundó Sonido Tritón junto al selector Skatlipoca en la Ciudad de México. Ha editado y colaborado en fanzines especializados.

¿Te gustó? Por favor, compártelo:

Deja tus comentarios

*